LOS ARGUMENTOS POLÍTICOS DE LA GENTE GUAPA: ¿CUÁNTO HAY QUE ESTUDIAR PARA SER DIPUTADO?

r

Hoy pretendía publicar una reflexión sobre la utilidad de la Historia. Pero el viernes asistí a una nada edificante conversación mientras comía y justo venía dándole vueltas en el coche… Al final me he dicho: ¡qué coño, escribo sobre esto, si de todas formas no me lee ni Dios! Esto de abrirse un blog tiene bastante de exorcismo y de ajuste de cuentas.

En la conversación en cuestión una persona que se autoproclama de izquierdas, solidaria y socialmente comprometida esgrimió sin ningún pudor las siguientes opiniones:

  1. Que estaba muy en desacuerdo con que se considere que ser de clase alta y ser de derechas guarda relación. Que hay mucha gente de clase alta socialmente muy comprometida y que la culpa de que gobierne aquí la derecha la tienen los muchos obreros incultos que la votan, en lugar de votar a la gente que sí se preocupa por ellos.
  2. Que consideraba que no puede ser diputado cualquiera y que es imprescindible que un diputado tenga formación universitaria. Máxime cuando en España hace mucho que cualquiera puede acceder a cualquier grado de formación académica.

He de decir que yo me mantuve razonablemente al margen de la conversación, a pesar de que esta persona –a la que llamaré en adelante “ciudadano Felipe”- me afeó directamente mi abstencionismo electoral –tema del que ya hablaré otro día, si eso-. Mi abuela, que sostiene de siempre que en la mesa no se habla ni de religión ni de política (ese “silencio sensato” que amigablemente impuso la dictadura franquista, ya saben), habría estado bien orgullosa.

Ciudadano Felipe es del barrio de Salamanca de toda la vida, y tiene esa mala conciencia de clase que afecta a alguna gente guapa y bien, que se pasa la vida repitiendo que a ellos “nadie les ha regalado nada” y que son unos filántropos de la hostia y más alternativos que el ojo derecho de Fernando Trueba. Ya se sabe que un rico de izquierdas es más de izquierdas que un pobre de izquierdas y tiene mucho más mérito, porque querer compartir cuando no se tiene es muy fácil pero querer compartir cuando sí se tiene requiere una fineza moral y una grandeza de espíritu que, de hecho, permitirían explicar por sí solas por qué el rico es rico y el pobre no. El rico de izquierdas es una persona a-co-jo-nan-te. Normal que sea rico, coño. Se lo merece. En fin. Fuera como fuese me resulta interesante plantear un par de reflexiones al calor de las opiniones de ciudadano Felipe, porque creo que lamentablemente son moneda común entre gente que se considera orgullosamente de izquierdas y / o profundamente demócrata.

Aproximadamente un 35% de la población española entre 25 y 65 años (no nos pongamos quisquillosos con los porcentajes) tiene estudios superiores. La cosa se reduciría sensiblemente si ampliásemos la muestra a toda la gente en edad de votar, pero no importa demasiado para lo que quiero señalar. Afirmar que solo ese porcentaje de gente puede acceder a ser diputado o diputada significa excluir a dos terceras partes de los españoles de la institución llamada a representarlos. Equivale a situarlos en una especie de minoría de edad, a limitar su participación en el sistema al voto y a asumir que son gente que no es capaz de defender sus intereses y debe delegar esa defensa en otros más preparados. Está medio implícito en otra de las perlas de ciudadano Felipe: “los obreros no votan a la gente que quiere ayudarlos a mejorar sus condiciones de vida”. Semejante forma de pensar, de un elitismo indisimulado, no pertenece tanto al eje izquierda-derecha como al eje democrático-antidemocrático. Sobra decir dónde encajarla.

Siendo triste que ciudadano Felipe piense así, lo es mucho más que en el seno de los partidos, que son los que canalizan la representación en este nuestro sistema, la selección funcione en la práctica siguiendo estos principios. Al menos, en los resquicios y –pequeños- espacios libres que dejan el nepotismo y el amiguismo políticos. Que el logro educativo defina la validez u oriente la selección es en general siempre problemático, en tanto en cuanto el sistema educativo es un sistema de reproducción social y el logro educativo depende en buena medida del nivel socioeconómico de partida. Pero en fin, ligar el logro educativo a la representación democrática es especialmente delicado en la medida en que un Parlamento debiera ser el reflejo de la sociedad en su conjunto y debería gobernar también para la sociedad en su conjunto. Asumir que un ingeniero puede decidir mejor sobre lo que conviene a un obrero no cualificado que el propio obrero no cualificado es de un paternalismo vomitivo, insultante e injusto.

En fin, podría seguir divagando sobre este tema un rato pero lo voy a ir dejando. No es cuestión de ser pesado. A lo mejor ser de clase alta y ser de derechas guarda relación. A lo mejor no todo el mundo que se dice de izquierdas o se cree de izquierdas lo es. Igual, pese a sus estudios universitarios, ciudadano Felipe está tan confundido sobre su verdadera adscripción ideológica como los obreros votantes del PP a los que critica. A lo mejor en realidad es solo otro elitista más exhibiendo sus privilegios con orgullo, amparándose en una meritocracia que no existe. Quizá ciudadano Felipe sea eso que llaman pijoprogre, aunque a mí me parece solo otro gilipollas. Estamos rodeados.

 

**Fotografía: “Pastoreig a la Ribera”, de David Talens. https://www.flickr.com/photos/tapeda88/

Anuncios

6 comentarios en “LOS ARGUMENTOS POLÍTICOS DE LA GENTE GUAPA: ¿CUÁNTO HAY QUE ESTUDIAR PARA SER DIPUTADO?

  1. Normalmente, la gente sin estudios o formación sobre un tema es mucho más fácil de engañar y manipular. Igual que es gente con preparación la que decide que medicamentos te pueden vender o no. Tiene que ser gente preparada la que entienda el marco en el que influye las decisiones políticas. De la buena fe y de la preparación de los políticos actuales si que es un tema a discutir.

    Me gusta

    1. Como tú mismo podrás comprobar no he borrado nada, ramoncin33. Simplemente sucede que trabajo y miro esto una vez al día o así. Y hasta que no veo las cosas y las apruebo, pues no aparecen. Discrepar educadamente es muy sano 😉

      Me gusta

  2. Meime

    En primer lugar dejar claro que me molesta y asquea profundamente el elitismo de esta “nueva clase política”, alias “los preparaos”. Estoy profundamente convencida de que un obrero puede estar muy capacitado para estar presentes en las instituciones del Estado aunque también creo que, sin tener necesidad de ser titulado en nada, sí es necesaria una formación y no me estoy refiriendo a la estrictamente académica. Estando de acuerdo con la mayor parte de lo que dices creo que merece la pena matizar alguna cosa, sobre todo en lo relacionado con la primera parte, los que tú denominas “pijoprogres”. No voy a defender a esos niños bien que cuando vienen bien dadas son más progres que nadie pero en cuanto toca sufrir abandonan rápido sus “neoconvicciones”. Pero sí que creo que hay un valor añadido en aquellos que, renunciando a lo que se les ha dado desde la cuna, incluida una formación elitista que les prepara para ver el mundo desde el lado del que manda, se embarcan en una lucha que les enseñaron que no era la suya y lo hacen por vocación. Das un salto un tanto arbitrario, a mi entender, cuando pasas de valorar lo “acojonante” que es un rico de izdas. a decir que se merece ser rico. A lo mejor es que yo no conozco ningún “rico” así pero si a gente de la mal llamada “clase media” tan convencida de su statu quo que han roto con eso y se han involucrado en una lucha difícil de percibir desde su “condición”. No pretendo tener la razón, sólo aportar mi visión de este asunto. Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s