ENTROPÍA

392640_10150464491370920_972539021_n

ENTROPÍA

 

Como si dejara la muerte su afán absoluto

sobre la mesilla de noche y se ofreciera humilde:

 

“Aquí tienes mi frialdad desnuda.

En ausencia de luz puedes usarla.

Prometo marcharme por la mañana”

 

Así llegabas tú los sábados de diciembre,

con un descanse en paz sobre los labios

y el teléfono en modo silencio,

a mi continuo desorden con tus pies vegetales

flotando sobre esta aridez de casa,

con la imposible discreción de un par de flores

que fueran a crecer en medio de la playa.

 

**Fotografía: Jardines de Luxemburgo, París.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s