PEQUEÑA ZONA DE EXCLUSIÓN AÉREA

1803311080_8eaf215228_z

¿Cómo es posible en pleno siglo veintiuno

-como dicen,

que sueñe cada noche con tus besos,

que sueñes cada noche con mis besos,

y carestía de labios me despierte

sin un triste lóbulo de tu oreja

que llevarme a la boca?

 

Epidemia de centímetros de aire

condena a la escisión a una epidermis,

y entre los tabiques nos increpan a gritos

las sombras que habrían de vestir

nuestro cuerpo compartido,

las falanges sometidas a metódica vigilancia,

unos ojos esperando el tercer grado penitenciario,

el primer segundo de omisión de ropa,

la profundidad justa de un ombligo.

 

Y al final tanta vacuna para nada,

tanto chaleco salvavidas para nada,

tanta letra torpemente concentrada

para taponar este ruido huérfano de gemidos…

Y tanta casa.

Tanta, tanta casa

para nadie.

 

**Fotografía: Sin título, de ODiN:  https://www.flickr.com/photos/dskciado/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s