ALLÍ

Allí donde no llegan las palabras,

donde besas mi frente cuando enfermo

y me echas una manta por encima

si me quedo dormido en el sofá.

 

Allí donde lamemos las heridas con silencios,

curamos las derrotas con miradas

y nos leemos el cuerpo con las yemas de los dedos.

 

Allí donde estiramos los recuerdos

para descolgarnos por el mundo,

y conjuramos el miedo con abrazos

e infusiones de manzanilla.

 

Allí quiero dormir a diario

a pierna suelta,

a oreja planchada,

a pedir de boca

y de manos.


 

Anuncios

4 comentarios en “ALLÍ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s