Hacernos casa

Yo no quiero que huyamos

lejos del mundo,

construir un templo alrededor tuyo

y elevarte luego a los altares.

 

En cualquier lugar podemos

plantarle suelo a un trocito de cielo,

mirarnos raso,

encender un fuego,

poner a secar la ropa y hacernos casa.

Anuncios